Sobrevuela tu rincón favorito en una nave de Stars Wars

Google Maps ha lanzado una nueva herramienta: se llama Star Wars Street View y ofrece la posibilidad de viajar por

Google propone un paseo virtual por el Everest

Google presentó este jueves un paseo virtual por la región del Everest, en Nepal, que permite observar las condiciones de vida en uno de los lugares más inaccesibles de la Tierra.

El servicio Street View ofrece vistas del parque nacional de Sagarmatha, donde ríos azules helados serpentean bajo los picos nevados, monjes tocan música y los criadores de yaks guían a los rebaños por caminos abruptos de piedra.

Equipados con dos cámaras con trípode y un dispositivo de 15 objetivos hechos a medida para la marcha, los operadores de Google recorrieron la zona caminando y tomaron más de 45.000 vistas panorámicas de aldeas remotas en el Himalaya oriental habitadas por la comunidad sherpa.

Google se asoció en el proyecto con la start-up nepalesa Story Cycle y con el nepalés Apa Sherpa, que escaló en 21 ocasiones el Everest, el pico más alto del mundo, antes de retirarse y fundar una asociación dedicada a la educación.

Los visitantes del sitio Street View pueden desplazarse a través de una vista panorámica digital de 360 grados creada a partir de miles de fotografías de 75 megapíxeles.

Empleados de Google y Story Cycle marcharon junto a Apa Sherpa durante 11 días, fotografiando monasterios, escuelas y otros lugares, dijo Raleigh Seamster, director del programa de Google Earth.

«Todo el mundo conoce el Monte Everest, pero muy pocos son conscientes de la dureza de la vida en estos pueblos», dijo Apa Sherpa, que a los 12 años, tras la muerte de su padre, tuvo que abandonar la escuela y dedicarse a trabajar de portador para mantener a su familia.

«Con Google Street View, todo el mundo puede ver los pueblos y entender que la gente de aquí necesita ayuda. Esperamos recaudar fondos para construir nuevas escuelas y hospitales», agregó.

La comunidad sherpa, que proporciona desde hace tiempo portadores y guías para las expediciones de alta montaña, espera que el proyecto mejore la suerte de las generaciones más jóvenes, permitiéndoles ejercer una profesión distinta y menos riesgosa que el montañismo.

Apa Sherpa, 55 años, era portador cuando escaló por primera vez el Everest, que culmina a 8.848 metros, pero subir al Everest nunca formó parte de sus sueños.

«Mi sueño es que un día los hijos de Nepal no tengan que arriesgar sus vidas trabajando de portador o guía, puedan estudiar y forjar una vida mejor», dice Apa Sherpa a la AFP.

«Estos mapas en línea son una buena fuente de información para los visitantes», dijo por su lado Tenzing Sherpa, propietario de un lugar de alojamiento.

«Si vienen más turistas, se van a crear más y mejores oportunidades de trabajo en la montaña», agregó en diálogo con la AFP.

En abril del 2014, 16 guías nepaleses, 14 de ellos pertenecientes a la comunidad sherpa, murieron en un alud de nieve, en lo que fue el accidente más grave en la historia del montañismo en el Everest.

La nueva aventura de Google Maps está en la selva amazónica

En su próxima hazaña tecnológica, Google le mostrará cómo es deslizarse por un cable tendido entre los árboles de la jungla amazónica.

Varias imágenes publicadas el lunes suponen la última expansión de la variada colección de fotografías que forman los populares mapas digitales de Google. La opción «Street View» de estos mapas muestra sobre todo panorámicas de ciudades y barrios, fotografiados con cámaras colocadas sobre automóviles. Pero Google también ha encontrado métodos más creativos para retratar lugares exóticos en los que no hay carreteras.

En su última incursión en el mundo salvaje, Google hizo equipo con el grupo ambientalista Fundación Amazonas Sostenible (FAS) para explorar una zona remota del bosque amazónico. Google Inc. prestó a FAS su dispositivo Trekker, una cámara montada sobre un aparato diseñado originalmente para llevar como una mochila a hombros de excursionistas en senderos.

Sin embargo, FAS colgó el Trekker de una tirolina. Google es conocida por arriesgar a nivel tecnológico, pero este proyecto causó algo de nerviosismo al principio, señaló Karin Tuxen-Bettman, que supervisa los acuerdos de Street View.

El sistema requería que los trabajadores de FAS avanzaran por la jungla para buscar un sitio al que pudieran amarrar el cable de la tirolina, para que el Trekker no chocara con ramas o troncos al deslizarse a través de la densa cúpula vegetal. Con ayuda de algunos monos que se sumaron a sus expediciones, los miembros de FAS encontraron sitio suficiente para tender el cable por el que viajaría el Trekker.

«Una de las cosas que adoro de trabajar en Google es que si un socio viene a nosotros con una idea loca, probablemente lo intentaremos», dijo Tuxen-Bettman.

Desde que Google desarrolló la cámara Trekker en 2012, el dispositivo ha emprendido otros viajes poco habituales. Buceó en las islas Galápagos para tomar imágenes submarinas de la reserva natural, y viajó en un trineo tirado por perros en el Ártico canadiense para fotografiar la tundra.

El servicio Street View ha generado polémicas relacionadas con la privacidad a lo largo de los años, ya que en ocasiones sus imágenes mostraron a peatones desprevenidos que realizaban actividades bochornosas o en lugares en los que no querían ser vistos. Además, los vehículos que transportan las cámaras del servicio recopilaron en secreto correos electrónicos y otros datos personales transmitidos a través de redes Wi-Fi poco seguras entre 2007 y 2010, provocando indignación y demandas en todo el mundo.

El respeto a la privacidad no debería ser un problema en las fotos tomadas por el Trekker en su recorrido selvático. Los únicos personajes de sus fotos son tan sólo pájaros e insectos. (I)