Sismo en Perú dejó en Ecuador 15 heridos y viviendas afectadas

Quince personas atendidas en el sistema de salud pública, tres deslizamientos de tierra, dos casas afectadas en Yantzaza y tres en Centinela del Cóndor, cantones de la provincia de Zamora Chinchipe, son parte de las cifras preliminares, con corte hasta este mediodía, que dejó en Ecuador el sismo de 8 grados de magnitud con epicentro en el norte de Perú (en esa nación vecina hubo un muerto, 11 heridos y 51 familias damnificadas).

Alexandra Ocles, secretaria nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), dijo que de las 15 personas atendidas a nivel nacional, tras el sismo, siete fueron por crisis de ansiedad y pánico, y las otras ocho (atendidas en el sitio), por lesiones leves como heridas en pierna, fracturas en peroné, que ocurrieron cuando los afectados intentaban evacuar sus viviendas.

El sismo también habría provocado deslizamientos de tierra en vías como la que conduce de Sígsig a Gualaquiza, la de Orellana a Loreto y en Baños de Agua Santa. Todos estos deslizamientos ya habrían sido atendidos por personal del Ministerio de Obras Públicas, se dijo.

Ocles manifestó que también se habrían reportado daños leves en mampostería y fisuras en viviendas particulares de otras provincias del país, así como en infraestructura de salud y educativa. Solo el Comité de Operaciones de Emergencia de Zamora Chinchipe se mantendrá activado, pues se sigue evaluando daños.

Juan Zapata, director nacional del Sistema Integrado ECU-911, informó que a nivel nacional el sistema receptó 253 llamadas: 193 de consulta y el resto por emergencias producidas. Loja, Nueva Loja, Ambato, Portoviejo, Machala y Cuenca fueron las principales ciudades de las que ingresaron las llamadas.

Tampoco hubo daños en los proyectos mineros que se levantan en la provincia de Zamora Chinchipe (Mirador y Fruta del Norte) ni en la infraestructura estratégica, pese a que luego del sismo se reportaron cortes de energía, que inmediatamente fueron atendidos, según las autoridades.

Silvana Hidalgo, directora del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica, explicó que el sismo estuvo localizado a más de 400 kilómetros de Yantzaza, en el nororiente peruano. Señaló que el sismo fue de una magnitud grande. Sin embargo, debido a la profundidad a la que se dio el evento natural, en la superficie se sintió con una intensidad menor.

Iglesia patrimonial, afectada en Loja

Así se observaba la iglesia patrimonial de Nambacola antes del sismo. Foto: Google Maps.

En la provincia de Loja, el campanario de la iglesia patrimonial de la parroquia Nambacola (cantón Gonzanamá) se vino abajo producto de este sismo.

La iglesia presenta fisuras en su edificación y las imponentes campanas que datan de 1901 se destruyeron al caer la torre de la iglesia. Esta estructura estaba registrada como parte del Patrimonio Cultural desde el 2015.

Miembros del Cuerpo de Bomberos inspeccionaron el interior de la iglesia y comprobaron fisuras y grietas en la parte superior de la estructura, por lo que se cercó el lugar para impedir el ingreso de civiles.

En la infraestructura minera a nivel nacional tampoco hubo daños, se indicó.

NAMBACOLA, Loja. El campanario de la iglesia resultó afectado con el fuerte sismo de la madrugada de este domingo. Foto: Erdwin Cueva.

En Azuay hubo daños en casas, cementerio y vía en cantón Sígsig

El cantón Sígsig, ubicado en la zona oriental del Azuay, fue uno de los afectados por el sismo en el norte de Perú. No se registraron víctimas, pero sí cuatro casas cuarteadas, afectaciones a una iglesia, al cementerio patrimonial y un derrumbe en la vía principal, en el sector Peñas Blancas, según el informe final del Cuerpo de Bomberos.

En los caseríos Sarar y Sarar Alto, parroquia rural Ludo, hubo viviendas afectadas. El suboficial Antonio Nugra dijo que en Sarar la casa cuarteada era de adobe y bahareque y que no soportó el sismo. Ahí estaba Ángela Zúñiga, de 90 años, quien al inicio se resistía a salir.

En Sarar Alto, una de las viviendas estaba habitada por nueve personas: dos menores y siete adultos, quienes a pesar de la insistencia de los bomberos no querían salir del lugar porque alegaban que no tenían quien los acogiera. La familia de Blanca Jiménez Álvarez, en otra casa cercana, tampoco quería salir. En la capilla del sector conocido como Tasqui hubo desprendimiento de tejas y cuarteaduras de paredes.

Asimismo, parte de la pared lateral del cementerio patrimonial cayó al suelo. (I)

SÍGSIG, AZUAY. Por el sismo en Perú que se sintió con fuerza en Ecuador, hubo deslizamientos de tierra en zonas como Peñas Blancas. Con maquinaria se rehabilitó la vía parcialmente. Foto: Johnny Guambaña