¿Puedo ser amiga de mi exesposo?

Pasar de una relación de esposos a una amistad es posible, siempre y cuando ni uno de los involucrados tenga la esperanza en volver.

Para dar este paso se necesita la separaciónabsoluta y así llegar a los acuerdos que beneficien a todos, pero en especial a los hijos de dicho matrimonio.

Según la psicóloga Viviana Parra Montalvo, “más que una amistad deberá existir un diálogo constante entre ellos, donde se deberán tratar temas en relación a la crianza, obligaciones, responsabilidades, acuerdos en horarios de visitas, permisos, etc. Esto dará seguridad y tranquilidad a los hijos y aunque sus padres no vivan bajo el mismo techo cuentan con ellos en todo momento”. También destaca que no sería posible una amistad con el exesposo en caso de haber sido víctima de violencia intrafamiliar -psicológica, sexual o física-. Por obvias razones si una mujer se divorcia en esta situación es porque teme por su vida y desea salir de ese círculo de violencia. JVC

Después del divorcio

– Inicia nuevos proyectos. Cambia tus rutinas y adáptalas a la nueva situación.

– Evita voltear para ver qué hace o deja de hacer tu ex.

– Lo más importante de todo son tus hijos. Cumple con tus deberes y obligaciones. Lleguen a un acuerdo. Si este no se cumple, un juez se encargará de definir las obligaciones de cada una de las partes.

– No te tomes nada de manera personal. No gastes tu energía. Fíjate en tus metas.

Es importante marcar los límites de la amistad. Hay que tener los motivos adecuados para serlo, no porque uno de los dos todavía ama o depende del otro, así no funciona.

Cómo lograrlo

– Supera la separación. No forces la amistad si todavía hay resentimiento. Cuando perdones de corazón deja que todo fluya.

– No te metas en la vida privada de tu ex. Criticar lo que no te gusta no es acción de los buenosamigos.

– Sepárate legalmente. Evita problemas a futuro. Así tendrás claro sobre la custodia de tus hijos y el pago de la pensión alimenticia.

– Evita los famosos ‘remembers’. Si caes en la tentación puede haber momentos de nostalgia, empeorará la situación. Recuerda que el pasado, pisado.

La experta dice:

“Para construir una amistad deberá haber pasado por un proceso de duelo, es decir un tiempo prudencial para que los sentimientos se enfríen y no lleven a la confusión. Una vez pasado el proceso de sanación se podrá trabajar en mantener un trato cordial asumiendo el rol de padre y madre convencidos de que ambos roles son importantes y complementarios para el desarrollo saludable de los hijos. Pon reglas que marquen con claridad la conducta e interrelación mutua donde prevalezca el respeto. No te olvides de dejar atrás los rencores, los resentimientos, es decir enfocados en su rol de padres, comunicación asertiva en relación a temas de los hijos y en una búsqueda constante de encontrar paz emocional y armonía”, Viviana Parra Montalvo, psicóloga clínica y coordinadora zonal 8 de la Secretaría de Derechos Humanos.

wor...