Para destruir infancias: La terrible realidad de Pinky y Cerebro

Todos vimos a Pinky y Cerebro intentar conquistar al mundo todas las noches durante nuestras infancias, pero ¿alguna vez pensamos en cómo llegaron los ratones al laboratorio y qué les hacían mientras no estaban intentando conquistar al mundo?

Pues nosotros tampoco, pero unos muchachos hicieron la animación que nos abrió los ojos y la verdad no es nada bonito.

Obvio eran ratas de laboratorio, experimentaron con ellas, pero lo hicieron de una manera muy dolorosa, lenta y humillante.

¿Consciencia sobre el maltrato animal que sufren las criaturas en laboratorios o mera parodia?

No sabemos, pero sí sabemos que este video destruirá las infancias de todos:

@elyex