¡No era pastor, sino presunto violador!

Los habitantes de una ciudadela de esta población están indignados, uno, por el presunto abuso sexual a una niña de 8 años y, dos, por los detalles singulares del caso, entre otros, ya que el supuesto autor es un “hermano evangélico”, de 52 años, oriundo de Manabí.