¿Es normal sentir dudas antes del matrimonio?

Las dudas antes del matrimonio también son una respuesta a la presión social que se experimenta una vez que se ha pasado por el altar. Fundamentalmente, el entorno de las personas casadas espera que no se divorcien ni se separen. Aunque el divorcio —precisa Onofre— sea una posibilidad, no implica que —estar divorciado o no— sea lo mismo a los ojos de los demás. “En los mejores casos una separación de este tipo genera decepción y tristeza en otros, y en el peor de los casos, también produce estigmatización”, aclara.

Por eso, muchas personas que se van a casar no solo piensan en su relación con la persona a la que aman; también piensan en el posible impacto en su familia y en su círculo de amistades que tendría un divorcio o una separación.

Sin embargo, para la doctora en psicología Alicia Gilces otra duda que asalta antes de “dar el gran paso” es pensar que ya no se podrá ser blanco de cortejos. “Estar casado prohibe dejarse seducir por otras personas en un sentido romántico o sexual. Y es ahí donde supuestamente los novios creen perder oportunidades de conocer a otros posibles amantes o incluso potenciales maridos y esposas”, explica.

La pregunta más clásica que suelen plantearse es si están preparados para casarse, porque piensan que el matrimonio solo es para los que han tenido experiencias fallidas y están conscientes del paso que dan. “Esto es en parte cierto, pero no hay que exagerar la importancia de la experiencia previa; en muchos aspectos, se aprende a estar casado sobre la marcha”, afirma la experta.

Por eso, los psicólogos recomiendan pensar en todos los puntos antes mencionados antes de casarse para que la duda o la incertidumbre se aprovechen de tener una vida feliz al lado de la persona amada.

wor...