Planteles arrancan clases con inquietud por rubros

Las clases se inician este lunes en el régimen Sierra y la Amazonía para el año lectivo 2019 – 2020. Según el Ministerio de Educación, 1’926.026 estudiantes están matriculados para este nuevo ciclo y regresarán a las aulas en forma escalonada.

Los alumnos de Bachillerato (primero, segundo y tercero) inician sus actividades académicas este lunes, el martes lo harán los de Educación Básica Superior (octavo, noveno, décimo). El miércoles será el turno de los estudiantes de Educación Básica Media (quinto, sexto y séptimo).

Los alumnos de segundo, tercero y cuarto año de Educación Básica Elemental comenzarán sus actividades el jueves, mientras que el viernes lo harán los de primero de Educación Básica General. El lunes 9 empezará Educación Inicial.

El 73,48% de los estudiantes matriculados para el nuevo año lectivo corresponde a instituciones fiscales. El 26,52% pertenece a entidades particulares, fiscomisionales, municipales y sostenimientos.

Este periodo lectivo se inicia con preocupación para rectores de diversas instituciones académicas del país, por la medida anunciada en días pasados por el presidente de la República, Lenín Moreno, sobre el congelamiento de los precios de las matrículas y pensiones para los colegios privados y fiscomisionales del régimen Sierra y Amazonía.

Rómulo López, presidente de la Confederación Ecuatoriana de Establecimientos de Educación Católica, dijo que la disposición es una ‘contradicción’, pues los costos fueron autorizados por el Ministerio de Educación en julio pasado.

“Así se maneja año a año. Los colegios hacen sus informes meses antes y se los presentan al Ministerio. Ellos son quienes autorizan los incrementos, según el rango de cada institución”, explicó López.

Richard Manosalvas, presidente de la Federación de Establecimientos de Educación Católica del Guayas, refirió que esta medida afecta al presupuesto de los colegios.

“En base a ese presupuesto, el colegio contrata personal, invierte en mejoramiento de infraestructura, adquisición de equipamientos, pago de predios municipales”, indicó.

Esperan que en los próximos días se pueda llegar a un acuerdo con las autoridades.

“Existe un malestar por querer enfrentar al padre de familia con la institución educativa, como si nosotros fuéramos los causantes de la problemática. Estamos siendo víctimas de una declaración que no ha sido hecha con responsabilidad”, puntualizó Manosalvas. (I)