En libro plasman tradiciones y cotidianidad de los pueblos de Ecuador

Cuenca –

La fotografía del wiki sosteniendo un bombo junto a un músico del cantón Saraguro (provincia de Loja) con un violín destaca en la portada del libro Crónicas interculturales.

La obra se convierte en un viaje imaginario por provincias del Ecuador y recoge historias, saberes y elementos que conforman la identidad nacional.

Este trabajo periodístico es el resultado de dos años y medio que incluyó reportería, redacción, edición y más que nada observación del entorno, coinciden dos de sus tres autores, Brígida Sanmartín y Édgar Cordero.

Los textos formaban parte de la página Intercultural que Sanmartín publicaba en un diario de Cuenca, sin embargo, luego los compilaron en un documento de 272 páginas.

De 500 crónicas quedaron 60 que fueron seleccionadas con base en parámetros como la sintaxis, redacción y qué contenido colorido desde la perspectiva de lo humano, del sincretismo, de la forma de ser manifiesta Cordero.

Los autores indican que el objetivo es dejar claro que la interculturalidad va más allá de una relación de los mestizos con las diferentes comunidades indígena, afro y montuvia.

El primer capítulo se refiere a la comunidad afroecuatoriana en la que se hallan historias como Los dioses afro o la de Segundo Severo Méndez y la banda Mocha. Luego, el viaje continúa a la página 59 en la que se desarrolla la actividad cultural en la provincia del Cañar.

Más adelante se lee sobre las identidades indígenas, campesinas y la riqueza cultural e identitaria del Ecuador con letras que explican sobre el danzante colorado, la simbología de la chakana o lo que se muestra en el museo salasaca, en Tungurahua. También se abordan las fiestas religiosas y heredadas como La oración al Taita Inti, el carnaval de Kulla Uco, las coplas en la víspera de san Pedro, entre otras.

Para el cierre, entre las páginas 237 y 267, se lee sobre identidad e historia presentes en las manifestaciones de la cultura ecuatoriana, con historias como la de Julián Tucumbe o la de Hermelinda, la última mujer que mantiene la receta de la chicha huevona, bebida muy tradicional en Cuenca.

Según los autores, la información se fundamentó en un respeto hacia la comunidad y los personajes analizados para extraer sus formas de vida, sus concepciones y sus expresiones hasta llevarlos a las páginas.

Dentro del análisis y las visitas concluyeron que la parte histórica es muy importante en la comunidad porque de alguna manera esta quiere conservarla. Pero eso no significa, según Sanmartín, que van a mantenerse viviendo como sus ancestros, sino que el conocimiento y la experiencia lo proyectan a una nueva perspectiva.

Apuntes

  • El libro Crónicas interculturales se muestra en eventos de Cuenca, pero se prevé darlo a conocer en otras provincias junto con una exposición fotográfica. Una segunda etapa contempla llevar las historias al campo digital. El tomo 2 será un audiolibro.
  • Los interesados en adquirir el libro pueden comunicarse al 099-856-6793 y al 099-278-1688. En Google, Crónicas interculturales hay una versión digital. (F)