¡Licencias de indocumentados en EE.UU. servirían para rastrearlos!

La información salió a la luz gracias a Georgetown Law’s Center on Privacy and Technology, una organización dedicada a la defensa de los derechos de privacidad, que reclamó a las autoridades gubernamentales todos los documentos relativos a la operación.

Una de las socias de esta organización, ClareGarvie, denunció en declaraciones al diario The Washington Post que el Gobierno federal ha violado de forma “demencial” la confianza de estos migrantes puesto que está empleando en su contra una información que ellos mismos facilitaron pensando que no sería compartida con las autoridadesmigratorias.

Gracias a esta maniobra, el ICE han tenido acceso a las imágenes de miles de inmigrantes que no cuentan con antecedentescriminales.

La tecnología de reconocimientofacial, cada vez más precisa pero aún lejos de ser perfecta, se utiliza para identificar a personas en fotografías o videos sin necesidad de que den su consentimiento.

Ni el Congreso ni los gobiernosestatales han autorizado por el momento la implantación de este tipo de control facial que cuenta, además, con el rechazo de numerosas organizaciones por considerar que es una herramienta que puede facilitar ciertos abusos de poder y que en numerosas ocasiones se ve lastrada por sesgosraciales.

El pasado mes de enero, por ejemplo, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU) pidió a Microsoft, Amazon y Google -tres de las principales empresas implicadas en el desarrollo de este software- que se comprometieran a no vender su tecnología de reconocimiento facial al Gobierno.