¿Qué tan común es tener sexo en la primera cita?

En Latinoamérica no se da con la misma frecuencia. Según la investigación realizada por la aplicación Citas Happn, los argentinos son los más propensos a tener encuentros sexuales en su primera cita y esto va a depender de factores como cultura, nivel socioeconómico y lugar de residencia.

Según la encuesta, casi la mitad de los argentinos consultados admitió buscar sexo, siempre y cuando la pareja se sienta conforme con su presencia.

“Cuando un argentino invita a una mujer y en la primera cita gasta más de 5.000 pesos (100 dólares aproximadamente) la chica mentalmente sabe que debe preparar el desayuno en la casa del chico. No es a nivel general, pero ocurre con frecuencia”, dice Beatriz Ghedin, psicóloga argentina del Departamento de Gineco-Sexo-Estética de Halitus Instituto Médico, de Argentina.

¿Cómo es el caso en Ecuador?

Según Madrid, por cuestiones culturales, Ecuador es un país donde sus habitantes están acostumbrados a tener “recato”. Sin embargo, aclara que esto no es tan normal de acuerdo a la clase social.

“Las personas de un nivel socioeconómico alto podrían acceder a tener sexo en la primera cita. En algunos casos, viven sin arrepentimientos por el goce del dinero y de amistades extranjeras que muchas veces influyen en su comportamiento. Pero esto no es de todos los días”, explica.

La experta agrega que los hombres son los que usualmente buscan sexo en la primera cita donde algunas chicas muchas veces aceptan y otras, deciden conocer mejor a la persona con la que salen. “La educación, los grupos sociales y el alcohol son solo algunos de los elementos que influyen en la toma de decisión”, agrega.

La especialista cree que lo más común en Ecuador es el sexo en la tercera cita, porque a esta altura la pareja se ha dado un tiempo para conocerse. “El tiempo del sexo se prolonga porque la chica necesita estar segura de conocer a la persona con la que va estar en la intimidad”, finaliza.