Dark Side of the Moon, 42 años de un álbum atemporal

Un día como hoy (pese a lo que diga la Wikipedia) hace 42 años la que muchos consideran obra cumbre de Pink Floyd, Dark Side of The Moon, apareció en las vitrinas y anaqueles de las tiendas de discos en Estados Unidos, siendo el 24 de Marzo su lanzamiento en Inglaterra.

El impacto de este álbum en la historia del Rock es tal que se sigue vendiendo hasta el día de hoy y es el que lleva más tiempo en las listas de ventas desde su aparición (26 años entre los 200 más vendidos). Es constante que figure entre los 10 primeros álbumes de los recuentos sobre lo mejor del Rock. Más de 50 millones de copias vendidas avalan la calidad atemporal de este álbum conceptual, pues es un fiel testigo del sentimiento que experimentamos los humanos viviendo en la «sociedad moderna» que nos construimos, la cual va deteriorando nuestra salud mental, nuestras relaciones personales y nuestra forma de (no) percibir la vida.

Aparte de sus temas, la calidad de su producción es inaudita, no se escucha como un disco «viejo» a pesar de su edad. Podría haber sido grabado el día de hoy. Marcó una nueva forma de hacer música y de escucharla también. Pocos tracks del álbum funcionan de manera individual, porque justamente se trata de una obra completa, no por nada solían tocar todo el álbum de principio a fin en los 70.

Compilamos una serie de datos que son relevantes para comprender la importancia de este disco que ya debería formar parte de su colección por mera cultura general.

El disco llegó al primer lugar de ventas en 1973. David Gilmour no le tenía tanta fe al álbum y apostó con su manager, Steve O’Rourke que el álbum no llegaría ni al Top 10.
En Inglaterra llegó al lugar número dos y en el cuarto cuando se lanzó la reedición del álbum por su aniversario 20.
Tan sólo en el año 2002 el tabulador Soundscan que registra ventas en Estados Unidos, dio cuenta que Dark Side of the Moon vendió 471 mil copias ese año.
El título original del álbum era Eclipse (A Piece for Assorted Lunatics). El grupo se molestó bastante pues otra banda llamada Medicine Head, ya había lanzado un disco llamado Dark Side of the Moon en 1972, en la disquera de John Peel, Dandelion Records. Sin embargo, como el mencionado álbum no registro grande ventas y pasó desapercibido, Pink Floyd decidió continuar con sus planes de usar el título para su propio disco.
La música y las letras se compusieron durante un periodo de siete semanas en el cual la banda se estaba preparando para salir de gira y necesitaban desesperadamente contar con material nuevo.
Roger Waters escribió tarjetas con preguntas genéricas y se las dio a los asistentes de la banda y cualquiera que se encontrara en los estudios Abbey Road, incluyendo al portero, además de Paul y Linda McCartney quienes se encontraban grabando una sesión con los Wings. Aproximadamente 20 preguntas fueron realizadas, entre ellas «¿tienes miedo de morir?», «¿cuándo fue la última vez que te pusiste violento?, ¿tenías razon?», «¿qué significa para ti la frase ‘El Lado Oscuro de la Luna’?». Las respuestas espontáneas a estas preguntas quedaron plasmadas en el álbum. Desafortunadamente las respuestas de Paul y Linda quedaron fuera, pero el guitarrista de los Wings, Henry McColluch es quien dice la frase «I don’t know I was really drunk at the time», respecto a la pregunta sobre la violencia, misma que le da paso al tema «Money».
La risa demente o pacheca que se escucha en el fondo de las canciones «Speak To Me» y «Brain Damage» fue provista por Peter Watts, road manager de Pink Floyd, a quien puede verse en la contraportada del álbum Ummagumma. Este señor es ni más ni menos que el padre de la super modelo y actriz Naomi Watts. Peter falleció de una sobredosis de drogas en 1976
Durante la grabación del álbum las sesiones se veían interrumpidas sólo por dos motivos: el fútbol o los programas de Monty Python. De hecho los miembros de la banda eran tan fans del grupo de comediantes (al igual que George Harrison), que cuando el grupo comenzó a recibir dinero por las ventas del álbum, le otorgaron buena parte a Monty Python para que pudieran filmar la película, Monty Python’s Holy Grail.
El disco fue grabado en los estudios Abbey Road en una consola de 16 canales, que entonces era lo más novedoso en cuanto a tecnología de grabación. Roger hizo varios loops en cinta para lograr el efecto rítmico de la caja registradora que suena en «Money». Esto implicaba cortar físicamente pedazos de cinta de forma muy precisa, usando una regla y alimentar la maquina de reproducción con la cinta para que fuera duplicada.
La guitarra slide que se escucha en la canción «Breathe», fue tocada por David Gilmour en un pedal steel que compró en una casa de empeño en Seattle en 1968.
El ingeniero y productor, Alan Parsons, recomendó que fuera Claire Torry quien cantara en la canción «The Great Gig in the Sky». Torry era entonces una compositora de canciones al servicio de EMI, pero deseaba comenzar a incursionar como cantante. Se le pagó el doble de lo que ganaba entonces por sus servicios, además de que el día que grabó era Domingo. Al momento estuvo muy contenta con su pago. No se imaginaba el impacto y longevidad que tendría el álbum.
Parsons recibió un Grammy al ganar el disco como «Best Engineered Album».
En 1990 los habitantes de Australia votaron por Dark Side of the Moon como el mejor disco de todos los tiempos…¡para tener sexo!
Roger Waters escribió todas las letras del álbum. Él le confiere el impacto imperecedero del álbum a que utilizó palabras que eran muy directas y fáciles de comprender.
La primera vez que se interpretó todo el álbum fue en el Dome de Brighton, Inglaterra en 1972. Debido a un desperfecto en una cinta que reproducía loops, el concierto sólo llegó hasta la canción «Money». El disco fue interpretado de manera total por todos los integrantes que lo grabaron desde entonces hasta Julio de 1975 en Knebworth. Después de ello Pink Floyd y Roger Waters lo han hecho por su lado.
El despacho de diseño Hipgnosis, dirigido por su amigo, Storm Thorgerson, fue el encargado de diseñar todo el empaque del álbum. Los diseñadores sugirieron que el vinil «se abriera» y en su interior tuviera dos pósters: uno de fotos del grupo y otro más «artístico» de las pirámides de Egipto, además de dos calcomanías representando el día y la noche, lo cual hace referencia a las giras de la banda dentro de las letras el disco. Todo ello iba a ser lanzado dentro de una caja de cartón. EMI estuvo de acuerdo con todo menos con la caja. Hipgnosis también diseñó la portada con el hoy famoso prisma sobre fondo negro, el cual hace referencia al uso creativo de las luces en los conciertos del grupo y la triangulación que simboliza una ambición desmedida. La portada fue sugerencia de Richard Wright quien quería que el nuevo disco no tuviera una de las habituales fotos que creaba Hipgnosis sino que fuera algo mucho más gráfico. Todo el diseño del interior del álbum, en el cual vemos el espectro de colores con un pulso cardiaco (al cual se hace referencia al inicio del álbum) fue idea de Roger Waters.
Originalmente, «Us and Them» fue escrita por Richard Wright como un tema instrumental para la película de Michelangelo Antonioni, Zabriskie Point, pues el cineasta les había pedido que hicieran el soundtrack. Entonces era conocida como «The Violent Sequence», y sería utilizada durante escenas en camara lenta donde se ve a estudiantes pelear contra la policía antimotines en la UCLA. Finalmente el tema fue descartado para la película porque a Antonioni le parecía «muy bello pero demasiado triste». Así que el grupo la reutilizó para Dark Side fo the Moon y Waters le añadió letra. Existen algunas grabaciones de principios de los 70 en que la banda la ejecuta como «The Violent Sequence».
«The Great Gig in the Sky» también tenía un nombre diferente, se llamaba, «The Mortality Sequence». Tenía una introducción similar en el piano, pero no tenía voz. En su lugar ocupaban una cinta con lecturas del Libro de los Efesios, narrado por Malcolm Muggeridge, un controvertido anfitrión de un programa religioso de la BBC.
El tema «Brain Damage» fue escrito en la época del álbum Meddle y llevaba justamente el nombre de «Dark Side of the Moon».
La inspiración para el tema «Breathe» vino de una canción que Waters había escrito y grabado en 1970 como parte del soundtrack de una película sobre la biología humana llamada The Body. Los primeros párrafos de la letra son exactamente iguales en las dos versiones. La canción original era una protesta sobre la destrucción de la naturaleza a manos del hombre en busca de beneficios económicos, el cual sería un tema recurrente en las canciones posteriores de Roger.
Aunque la banda ya había tomado la decisión de no lanzar sencillos en Gran Bretaña por 10 años, luego de que su canción de 1969 «Point Me At the Sky» fue un fracaso rotundo, se editaron dos sencillos en Estados Unidos. Una versión editada de «Money» en Mayo del 73 que tenía en el lado B «Any Colour You Like», el cual llegaría al número 13 del Billboard. Y una version editada de «Us and Them» la cual contenía los rototoms que se escuchan al principio de «Breathe» como final de la canción.
El disco ha sido editado en diferentes formatos para deleite de los audiófilos y los coleccionistas. Hay muchas ediciones en vinil de colores que son muy codiciadas como la que se lanzó en Alemania en vinil blanco en 1977, misma que también se editó en Holanda ese año. En Francia hubo ediciones en color azul y vinil transparente a finales de los 70. En Australia se lanzó una edición con sonido cuadrafónico en vinil de color rosa en 1988. Además hay dos picture-disc (es decir, que una imagen viene impresa en el propio vinil) oficiales, uno de Capital Records y otro editado en Inglaterra como parte de un boxset llamado «The First XI» de 1979 del cual sólo se hicieron mil piezas.
EMI organizó el lanzamiento del álbum para la prensa en el Planetario de Londres. Algo irónico pues la banda estaba tratando de deslindarse a toda costa de ser encasillados como un grupo de Space Rock a la usanza de Hawkwind por ejemplo. En esta sesión, se iba a usar la versión cuadrafónica supervisada por Alan Parsons, sin embargo cuando el grupo se enteró de que el álbum sonaría en simple sonido estéreo, el grupo se negó a asistir, con excepción de Richard Wright. Para suplir la ausencia de los otros integrantes, se imprimieron figuras de cartón de tamaño natural de David, Roger y Nick Mason.
El mito de la supuesta sincronización del álbum con la película The Wizard of Oz fue tirado por los suelos en los 90 cuando los miembros de la banda hicieron el experimento y no les hizo ningún sentido. Si ustedes quieren juzgar por sí mismos tienen que comenzar a reproducir el CD a partir del tercer rugido del león de la MGM que aparece al inicio de la película.
Un dato curioso es que al final de la canción «Eclipse» cuando se termina de decir la frase «there is no dark side of the moon really, as a matter of fact it’s all dark», si escuchan con mucha atención, de preferencia con audífonos y una versión de alta calidad el álbum, pueden percibir que al fono se escucha una versión instrumental de la canción «Ticket To Ride» de los Beatles. la cual probablemente estaba sonando en alguna oficina del estudio Abbey Road mientras se llevaba a cabo la entrevista con el portero Jerry Driscoll.

Les dejamos la versión remasterizada del álbum que además trae como bonus todo el álbum interpretado en vivo en 1974, una versión con varias diferencias pero igual de efectivo.

@ivannieblas

@elyex