Confesó asesinato bajo tortura ¿presunto culpable? #AlfonsoLibre

Alfonso Martín del Campo Dodd estaba preso por el delito de homicidio desde hace 23 años, hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó ponerlo en libertad porque se demostró que su confesión fue bajo tortura.

El 30 de mayo de 1992, el cuñado y la hermana de Alfonso Martín del
Campo Dodd, fueron asesinados a cuchilladas en su domicilio. Alfonso, quien vivía con ellos, fue detenido en calidad de testigo y posteriormente, torturado para firmar una confesión en la que aceptaba ser el homicida.

La única prueba que había en su contra era esa confesión, con la cual lo condenaron a 50 años de prisión.

infografia_tortura

María Fernanda Zamudio, su sobrina, quien en el momento de los hechos tenía cuatro años, declaró 11 años después que su tío sí había matado a sus papás, pero no tuvo efectos en el proceso por ser un testimonio tardío y porque no tenía personalidad jurídica en el proceso.

Además, el cuñado de Gerardo Zamudio fue el primero en entrar en la escena del crimen y sus primeras declaraciones dijo haber sacado dormidas a Brenda y María Fernanda.

El caso de Martín del Campo fue seguido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, fue el primer caso mexicano en llegar a esta instancia.

https://www.youtube.com/watch?v=_76QRvmDekA

Tras revisar el expediente, los ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, determinaron que existen suficientes evidencias de que al momento de su detención, en 1992, Martín del Campo fue torturado por policías capitalinos en el sótano de la delegación Benito Juárez, lo que resultó en que confesara el asesinato de su hermana, Patricia Martín del Campo Dodd, y de su cuñado Gerardo Zamudio Aldabar.

Por ello resolvieron modificar la sentencia y otorgarle la libertad inmediata.

En el caso de que sea inocente, Martín del Campo pasó dos décadas tras las rejas y nadie le repone ese tiempo perdido.

En el caso de que sea culpable, es lamentable que debido a la ineptitud de la policía y de los ministerios públicos no se haga justicia.

¿Inocente o culpable? no lo sabemos, lo que es un hecho es que su proceso no fue el debido, al igual que Cassez, los culpables no pueden ser castigados del modo adecuado.

@plumasatomicas

@elyex