Centenas de personas abandonan las minas de Buenos Aires

Temía que se registren enfrentamientos entre grupos irregulares -que extorsionan a los mineros- con la fuerza pública que ingresó con camiones y helicópteros para sobrevolar esa conflictiva zona.

De acuerdo con el decreto en Buenos Aires hay unos 10 mil personas que se dedican a la minería ilegal, que están vinculados a grupos armados, bandas delictivas dedicadas a la trata de personas con fines de explotación laboral y sexual, además de lavado de activos, extorsión, contrabando, delitos contra la propiedad e intimidación.

En rueda de prensa, la Ministra del Interior, María Paula Romo dijo que además hay una gravísima afectación ambiental, desde el 2017 hasta el 2019. Hay una depredación del lugar y se han identificado distintos puntos de conflictividad como la Ciudad de Plástico, la Vicera, la mina vieja, nueva, donde según la ministra se abrió una nueva boca de explotación y que empieza a convocar nuevos asentamientos. En esa zona hay un sistema de transporte de material como las poleas.

El nuevo gobernador de Imbabura, Álvaro Castillo, dijo que además les preocupa que los mineros que abandonen las minas, se desplacen a la ciudad más cercana que es Ibarra. Por eso se dispuso la reunión del Comité de Operaciones Emergentes, COE, para tomar medidas colaterales que puedan surgir.

La autoridad que fue designada la tarde del lunes, además dijo que los comuneros vivían cercados por la situación en la que se encontraban y que incluso, un tanque de gas valía unos sesentadólares. Producto de la intervención, 19 personas fueron detenidas, y 1000 mineros salieron de la zona, la mayoría son extranjeros. Hasta las 18:00 no se reportaron incidentes.

wor...