Barcelona y Católica cerraron el 2015 con un triste empate

Un gran marco en Los Chirijos. Barcelona volvió a convocar a una gran cantidad de público en Milagro para recibir a Universidad Católica. De arranque, el encuentro mostró los apuros de ambas escuadras y muy poca calidad en la elaboración del juego. Desde el inicio, la zaga amarilla intentó romper la horma y zanjar la llegada de Bruno Vides. A puro golpe, la defensa amarilla terminó golpeando al punta del Trencito Azul y, por poco, lo anulan del partido. Sobre la media hora de partido, se abrieron los arcos y Barcelona aprovechó para poner la primera. Centro cruzado al área y Luis Checa apareció para mandarla a guardar en el 1 a 0. Buena llegada del central amarillo que sorprendió sin remedio al fondo del cuadro capitalino.

Ya cuando el primer tiempo se moría, Bruno Vides convirtió el empate tras un penal inexistente de Checa contra Patta en el área amarilla. Décimo sexto tanto del delantero del Trencito Azul en la presente temporada. El complemento fue lento y jugado con muy poca fe por ambos equipos. Universidad Católica resignó su ataque y terminó echando pelotazo tras pelotazo al área de Barcelona. Por su parte, el equipo de Almada intentó abrirse en campo contrario y cortar circuito por las bandas. Al final, Católica se quedó con las ganas de ser finalista de nuestro fútbol y se tiene que conformar con la clasificación a la Copa Sudamericana. El mismo premio consiguió Barcelona que terminó la temporada sin ningún protagonismo.