Mujer de 61 años dio a luz a su propia nieta

A sus 61 años, Cecile Eledge se volvió a convertir en madre. Pero esta vez hay algo curioso en ello: la mujer dio a luz a una niña que, a la vez, vendría siendo su nieta, pues también es hija de su hijo Matthew Eledge, de 32 años.

El extraño suceso ocurrió en Nebraska, Estados Unidos. Ocurre que Matthew y su pareja, Elliot Dougherty, de 29 años, llevaban años ahorrando dinero para poder tener un vientre de alquiler y poder tener un hijo, pero el dinero no les alcanzaba.

Entonces apareció la oferta de Cecile, quien al tener 61 años y padecer de menopausia desde hace más de 10 años, debió someterse a una fecundación in vitro utilizando el esperma de su hijo Matthew y los óvulos -que de forma voluntaria- ofreció su otra hija Lea Yribe, ahora tía (¿y también madre?) de la pequeña.

El proceso no fue fácil. Ella fue tratada por el equipo del Hospital Metodista para Mujeres de Omaha, ciudad en la que reside el matrimonio. Ahí le realizaron una serie de pruebas de citología, análisis de sangre, de colesterol, de estrés, ecografía, mamografía y otros. Al final se dio el visto bueno para seguir.

Después de estar 40 semanas embarazada, finalmente Cecile dio a luz a una niña.

Los nuevos padres calculan que han gastado unos 40.000 dólares solo en la fecundación in vitro, más los gastos médicos del embarazo y el parto. Hoy ellos disfrutan de tener en sus brazos a Uma Louise Dougherty-Eldge, una niña que, sin duda alguna, posee una historia peculiar, al ser hija de una pareja homosexual, fecundada en el vientre de su abuela gracias a los óvulos de su tía.

Otros casos

Cecile Eledge no es la primera mujer que se haya ofrecido de forma voluntaria a gestar a un nieto…

En 1987, una mujer de 48 años dio a luz trillizos de su hija. Casi una década después, en 1996, una británica de 51 años gestó y trajo al mundo a su nieto para ayudar a su hija y yerno a ser padres; e incluso, en el año 2016, una mujer griega de 67 años se convirtió en la mujer de mayor edad en gestar a su nieto, también para ayudar a su hija.