Sentencian a 26 años a hija de empresaria mantense que recibió disparos afuera de su restaurante

Manta –

A 26 años de prisión fue sentenciada Érika P. Ch. por la muerte de su madre Laura Ana Chávez, de 50 años.

La empresaria manabita sufrió un atentado el 10 de noviembre del año pasado cuando llegaba a su restaurante Mamma Rosa, en Manta. Tras 9 días de agonía murió en Estados Unidos hasta donde fue derivada.

La sentenciada es hija única de Chávez y ella viajó con su madre a Estados Unidos. Cuando retornó con el cadáver, a las pocas horas, fue detenida por agentes policiales en Manta.

El día del hecho, Chávez llegó cerca de las 20:00 a su negocio, cuando de forma imprevista una mujer con gafas y peluca se le acercó y disparó dos veces.

Paco Delgado, fiscal de Personas y Garantías de Manta, indicó que con ayuda de cámaras de seguridad del sector de la avenida Flavio Reyes –donde se ubica el restaurante Mamma Rosa-, lograron identificar a la mujer, debido a que antes de subirse a un auto se quitó la peluca.

Tras análisis a través de la red social Facebook y otras indagaciones digitales determinaron que la mujer que disparó fue Angie O. R, quien fue detenida junto a su pareja, Gabriel B. L.

Según investigaciones de la Policía, Gabriel B. L. tuvo varios contactos telefónicos con Érika P. Ch. y Michelle B.

Dos de tres jueces del Sexto Tribunal Penal de Garantías de Manabí con sede en Manta determinaron la sentencia para Érika P. Ch., de 27 años, y otras tres personas.

La condena, según Delgado, por el delito de asesinato se infringió contra los cuatro señalados. Érika P. Ch. fue señalada como la persona que ideó el plan para el asesinato de su madre.

Vecinos y cercanos a Chávez indicaron que la acción de Érika P. Ch. se habría originado presuntamente para apoderarse de los bienes de la empresaria, pues era la hija única.

“Nosotros pedimos 34 años porque era una conducta agravada que no fue considerada por el tribunal, pero Fiscalía en su acusación particular, está satisfecha porque se trata de un delito que se sanciona con la máxima pena de 26 años”, refirió Delgado, tras culminar una audiencia de sentencia.

Delgado agregó que entre las conductas agravadas dentro del delito fue el hecho de que participaron más de dos personas, lo hicieron con alevosía, agravantes que son reconocidos en el artículo 47 del Código Orgánico Integral Penal y los que no fueron considerados por el Sexto tribunal Penal.

Alberto Poveda, abogado del estadounidense Kevin Water, quien a la fecha del atentado era la pareja de Chávez, señaló que su representado estuvo satisfecho con la condena en contra de las cuatro personas, pues consideró que se hizo justicia.

El propio Water, al salir de la audiencia de sentencia, leyó un comunicado en donde agradecía las muestras de cariño y apoyo de los ecuatorianos en este caso, y añadió que la lucha y ayuda que su esposa brindaba no cesará.

“Estamos muy agradecidos por la decisión de condenar a los responsables del asesinato de mi esposa Laura Chávez…”, indicó antes de que se la salieran lágrimas.

Por su parte, Pedro Moreira, abogado defensor de Érika P. Ch., dijo que apelará la sentencia, ya que señaló que la resolución emitida en el Tribunal Penal se habría basado en datos de un parte policial y no en las declaraciones que emitió su defendida. (I)