Etiqueta: olinda

Brasil palpita a ritmo de carnaval

Desde la “maravilhosa” Río de Janeiro a la bella y cultural Olinda; de la cosmopolita Sao Paulo a la histórica Salvador de Bahía: la fiesta del Rey Momo llega al clímax y cada rincón de Brasil palpita al frenesí de un nuevo carvanal.

A la espera de que comiencen en la noche de este domingo los lujosos desfiles de las escuelas de samba de Río que pondrán el punto culminante al carnaval brasileño, la fiesta más popular del país sudamericano se desarrolla en clave de alegría, excesos, ritmo y mucho alcohol en cada esquina de cada ciudad.

En Olinda, la primera capital cultural de Brasil a unos 1.880 kilómetros de Río, miles de personas tomaron su legendario centro histórico haciendo gala de multicolores disfraces y coreografías hilarantes.

Una de las comparsas más tradicionales que animan los carnavales de esa ciudad del estado de Pernambuco, denominada “Mientras tanto en la Sala de Justicia”, llevó hoy al delirio a los miles de seguidores con una legión de superhéroes gigantes que encabezaron los bailes callejeros junto a otros cientos de grupos menores, engalanados con esmerada y divertida creatividad.

En la capital paulista, donde viernes y sábado tuvieron lugar los desfiles de las “escolas” que participan del concurso oficial, las comparsas callejeras también arrastran multitudes por el centro y los barrios capitalinos, en un verdadero aquelarre que desde el viernes y hasta el próximo martes suponen los días más agitados del año en la mayor metrópolis sudamericana.

En la histórica y multicultural Salvador de Bahía, los “tríos eléctricos” -esos enormes palcos móviles que recorren las calles de adoquines con espectáculos musicales en vivo- convocaron a millones de “bahianos” y turistas, que “bañados” en cerveza y sudor dan continuidad a uno de los carnavales más sensuales de Brasil, que comenzó una semana antes que los festejos oficiales y se prolongará sin descanso hasta finales de mes.

El “axe music”, oriundo del estado de Bahía, se mezcla a otros ritmos con fuerte incidencia africana para marcar la cadencia de los cuerpos, que apiñados detrás de los carromatos consiguen movimientos sincronizados y voluptuosos.

En la “ciudad maravillosa”, en tanto, las comparsas callejeras mantienen encendidas las calles, playas y parques con sus típicas “marchitas” carnavaleras, mientras las agrupaciones de élite del carnaval carioca se alistan para brillar en la avenida Marqués de Sapucaí, el famoso “sambódromo”, por donde hoy desfilarán seis de las 14 agrupaciones que compiten por el título del carnaval 2015.

Unidos da Viradouro, Mangueira, Mocidade Independente, Vila Isabel, Salgueiro y Grande Río serán protagonistas hoy del primer día de fastuosos desfiles, que atraen a millones de personas de todo Brasil y del resto del mundo.

Sigue leyendo

Río de Janeiro inicia su fiesta de carnaval

El carnaval de Río de Janeiro comenzó este viernes al ritmo de tambores, panderos, y con pasos de samba acelerados y vivaces que presagian lo que espera a la ciudad costera: cinco días de un ruidoso festejo con grandes multitudes que invadirán las principales calles con música y alcohol.

Bajo el sol ardiente y con vista al Cristo Redentor, lanzaron confeti en el palacio municipal después de que el alcalde Eduardo Paes entregó las llaves de la ciudad al Rey Momo, un bufón que encabeza simbólicamente la fiesta. El personaje encarnado por Wilson Dias da Costa Neto vistió una camisa con los principales puntos turísticos de Río de Janeiro, que será sede de los Juegos Olímpicos el próximo año, y estuvo acompañado de una reina, vestida con un atuendo de encaje con perlas blanco.

Año tras año, los brasileños esperan con ansia la época de carnaval para disfrutar sin mesura los días que anteceden el Miércoles de Ceniza.

Las autoridades de Río de Janeiro esperan millones de personas en las calles, de las cuales 975.000 serán turistas que inyectarán 780 millones de dólares a la economía local, según la alcaldía. Otras ciudades frecuentadas durante el carnaval son Salvador, conocido por oficiar el festejo más desenfrenado y Olinda, el noreste del país por sus coloridos vestuarios medievales.

Algunas ciudades más pequeñas cancelaron sus festejos debido a problemas de presupuesto o la sequía que afecta a la región sureste del país. Sin embargo, las autoridades esperan que los brasileños se olviden de problemas como los recortes en gasto público, la crisis hídrica y un escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras al menos durante los días de fiesta.

Algunos descontentos con los problemas económicos y los sobornos, sin embargo, escogieron festejar burlándose de políticos al comprar máscaras de la ex presidenta de la de la petrolera estatal Maria das Graças Foster u rindieron honor a los orígenes de la fiesta que es mofarse grotescamente de lo absurdo.

Además del conocido desfile donde los más destacados grupos de samba atraviesan el sambódromo carioca con bailarinas con trajes resplandecientes y sus conjuntos de percusión, más de 450 fiestas callejeras encienden la ciudad con escandalosas fiestas que aglomeran las calles.

La policía desplegará en el estado de Río de Janeiro 15.500 policías diariamente durante el carnaval para mantener el orden público en las fiestas callejeras y alrededor del sambódromo. (E)

Sigue leyendo