Etiqueta: george-bush

Primarias marcan carrera a Casa Blanca

La lucha por la Casa Blanca está abierta. Un año y medio antes de las elecciones que se celebrarán el 8 de noviembre del 2016, los candidatos y los potenciales postulantes a la Presidencia se comienzan a posicionarse.

El Partido Republicano se ha movilizado de inmediato para hacer frente a la candidatura, por segunda ocasión, de la ex primera dama y exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Horas después del anuncio del pasado domingo de la única aspirante demócrata, por el momento, para las votaciones primarias que determinarán los candidatos de los partidos, sus rivales lanzaron la campaña Stop Hillary. En su web GOP.com, los republicanos quiere reunir 100.000 firmas para frenar las aspiraciones de Hillary, de 67 años.

El senador por Florida, Marco Rubio, se presentó el pasado lunes como el futuro frente a “líderes del ayer”, un ataque velado a la ex primera dama.

Tras meses de preparación, el senador republicano de 43 años se convirtió en el postulante más joven a la investidura republicana en las primarias.

Rubio, de padres cubanos y que habla perfectamente español, es el tercer republicano en lanzarse a la carrera después de los también senadores Ted Cruz (Texas) y Rand Paul (Kentucky). Se espera que también les siga el exgobernador de Florida Jeb Bush.

Las candidaturas republicanas de los senadores latinos Rubio y Cruz confirman el peso de la comunidad hispana en la política estadounidense.

“Ambos somos hijos de inmigrantes que escaparon de Cuba para construir una vida mejor en EE.UU.”, dijo Cruz, de padre cubano y que juega también por ello la carta hispana.

Los senadores Rubio, Cruz y Paul se han convertido en el objetivo de los activistas y defensores de los inmigrantes, que se manifestaron frente a la Torre de la Libertad a la misma hora en que el senador por Florida pronunciaba su discurso.

Rubio es apoyado por la clase dirigente republicana, sobre todo tras haber dejado de lado sus esfuerzos por una reforma migratoria. Se ve a sí mismo como principal exponente del “sueño americano” dado que sus padres cubanos trabajaron para sacar adelante a su familia.

Grupos opositores a la campaña de Rubio comenzaron a emitir mensajes de televisión, en los que le critican su rechazo al apoyo de los estudiantes indocumentados o “dreamers” y advierten de sus posturas “extremas” y peligrosas”.

En tanto, Clinton inició su recorrido el martes en una pequeña reunión municipal en Iowa. Aunque las encuestas la favoracen (60% de intención de voto), la estadística está en su contra: en el último siglo solo los republicanos enlazaron tres triunfos seguidos y solo una vez (Ronald Reagan de 1981 a 1989 y George Bush de 1989 a 1993).

La Casa Blanca informó que Obama no respaldará formalmente a Clinton.(I)

Posibles aspirantes
Demócratas

Senadora Warren
Elizabeth Warren podría convertirse en un peligro para Hillary Clinton. Sobre todo el sector más a la izquierda de los demócratas preferiría ver como candidata a la senadora de Massachusetts.

Vicepresidente Biden
El vicepresidente Joe Biden suele aparecer a la sombra de Barack Obama. Tiene décadas de experiencia. Aún evalúa si se postula.

Sigue leyendo

Republicano Rand Paul lanza su candidatura a la presidencia de Estados Unidos

El senador del Partido Republicano Rand Paul anunció hoy su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, que se definirá en las urnas en noviembre de 2016.

“Tengo una visión para Estados Unidos. Quiero ser parte de este regreso al bienestar”, dijo el político durante un acto en Louisville, estado de Kentucky.

Es el segundo político que se apunta en forma oficial a la carrera para suceder a Barack Obama. El primero en anunciar su postulación fue el senador Ted Cruz, también republicano.

Se espera que en las próximas semanas varios políticos más sumen sus candidaturas. Uno de los posibles rivales dentro del partido podría ser Jeb Bush, hijo de George Bush y hermano de George W. Bush, ambos ex presidentes.

Entre los demócratas por el momento sólo se perfila la ex secretaria de Estado Hillary Clinton como posible candidata. Medios estadounidenses señalan que la ex primera dama podría anunciar sus intenciones presidencialistas esta misma semana. Aún no está claro si deberá medirse con algún otro demócrata o no antes de iniciarse la recta final.

Paul y Cruz son considerados los candidatos más respaldados por el ala más conservadora del Partido Republicano, el Tea Party. Paul, sin embargo, se diferencia de sus compañeros al defender una agenda que se opone tajantemente a la intervención del Estado en la vida de sus ciudadanos.

El republicano de 52 años rechaza tanto la intervención militar de Estados Unidos en el extranjero como la recopilación de datos privados por parte de los servicios secretos. “Prohibiré de inmediato la supervisión anticonstitucional”, prometió hoy. Además, es el único conservador que está a favor de legalizar la marihuana.

Paul integra el Senado desde 2010, con lo cual ejerce aún su primer mandato. Su padre, Ron Paul, fue diputado durante 16 años y apuntó numerosas veces a la candidatura máxima del partido en su lucha por la presidencia, si bien los intentos resultaron infructuosos.

Las agendas de padre e hijo presentan grandes similitudes. Algunos analistas políticos se preguntan si Rand Paul podrá deshacerse de la sombra de su padre. (I)

Sigue leyendo

Docentes protestan en Lara por mejoras de salario

Multimedia:

videos : fotogalerías : infografías : audios

Tenista profesional se desvistió en plena cancha frente a un numeroso público

Ministro de energia confunde al presidente Barack Obama con George Bush

Este es el nuevo imitador de Henrique Capriles

Pac-Man y Donkey -Kong llegaron para hacerle la vida imposible a Adam Sandler en su nueva película

A esta presentadora de noticias le dijeron que se callara y así respondió

Sigue leyendo

CIDH pide protección para miembros del Foro Penal Venezolano

Multimedia:

videos : fotogalerías : infografías : audios

La segunda parte de Los Juegos del Hambre: Sinsajo ya tiene su primer adelanto

Luis Izquiel: La tendencia de colocar militares en el Min. Interior, Justicia y Paz ha fracasado

Tenista profesional se desvistió en plena cancha frente a un numeroso público

Ministro de energia confunde al presidente Barack Obama con George Bush

Este es el nuevo imitador de Henrique Capriles

Sigue leyendo

Nicolás Maduro pide a EE.UU. rectificar supuesto plan contra Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió este miércoles a su par estadounidense, Barack Obama, que debe elegir entre continuar fracasando en la “locura” de seguir apoyando la desestabilización en el país sudamericano o rectificar para comenzar una nueva etapa en la relación.

“Presidente Obama, tiene una de dos: o rectificar a tiempo y detener la locura del gobierno de Estados Unidos, del poder imperial contra nuestro país (…) o presidente Obama, lo digo con buena voluntad y buen sentimiento, nosotros aspiraríamos a que usted marque la pauta, nueva y distinta, sobre Venezuela”, asomó Maduro.

El mandatario ha denunciado en repetidas ocasiones durante la última semana que Washington y en particular el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, estarían respaldando un plan golpista opositor pese a que el Departamento de Estado calificó las acusaciones como “infundadas y falsas”.

Maduro aseguró que la política de Estados Unidos hacia Venezuela se encuentra en un “caos”, ya que mientras el Departamento de Estado desmintió la existencia de planes desestabilizadores, el director de la Agencia de Inteligencia del Departamento de Defensa, Vincent Stewart, vaticinó una nueva ola de protestas en Venezuela antes de las elecciones parlamentarias de este año.

Hay un caos en relación a la política sobre Venezuela y en medio del caos se impone la política aventurera, la política fracasada de (el ex presidente) George Bush (…) Por un lado sale un vocero del Departamento de Estado a negar que EE.UU. esté participando o esté opinando o inmiscuyéndose en los asuntos internos de Venezuela y casi a la misma hora sale el general Stewart declarando esto”, subrayó.

El discurso de Maduro se realizó con motivo de la celebración del vigésimo tercer aniversario de la asonada militar del 4 de febrero de 1992 encabezada por el entonces comandante del ejército Hugo Chávez, a la que definió como una “rebelión” de corte “cívico-militar” que buscaba ayudar a los más pobres.

Maduro explicó que los golpes de Estado son organizados por la burguesía con el apoyo del “imperialismo”, mientras que Chávez lideró una rebelión de corte popular ante el empobrecimiento generalizado de la población tras el paquete económico neoliberal y la represión de la población en el estallido social conocido como el “Caracazo” en febrero de 1989.

“La burguesía ha tratado de manipular por siempre y decir que el 4 de febrero fue un golpe de Estado, no, los golpes de Estado los dan la oligarquía, lo dan las élites, los golpes de Estado como concepto son un golpe desde el Estado burgués por una facción de la burguesía contra otra (…) y siempre tuvieron como comandante de esos golpes al imperio estadounidense”, argumentó.

Ante los supuestos planes golpistas de Estados Unidos y la oposición, Maduro saludó la llegada del secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), el colombiano Ernesto Samper, para activar una “diplomacia de paz” que permita desactivar los planes golpistas y un acercamiento entre Washington y Caracas.(I)

Sigue leyendo

Es el modelo, estúpido

La Iglesia señala sin tapujos que el origen de la gravísima crisis que afecta al país radica en el ordenamiento colectivista y centralizado que busca imponer el gobierno, el cual responde a planteamientos eurocentristas anclados en un pasado tan lejano como los países donde, primeramente, se ensayó sin resultados alentadores, ese modelo –Rusia, convertida en Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas mediante una política de expansión territorial semejante a la practicada por los regímenes colonialistas e imperialistas, y China bajo la férrea dictadura de Mao Zedong– del cual echó mano Chávez para imponer su personalísima satrapía y al que son tan afectos Maduro, Cabello, Jaua, el PSUV y, quién lo diría, una poderosa jefatura militar a la que parece importarle un bledo su caducidad.

También la lucidez del estudiantado universitario parece marchar en el mismo sentido y dirección que la Conferencia Episcopal Venezolana, al plantear, en palabras del dirigente de la UCAT, Leonardo Manrique, “el cambio del modelo político y económico”; además agregó que tal petición “significa una economía de producción porque en el país no se produce nada, todo se compra afuera”.

Las críticas al anacrónico proyecto chavo bolivariano se multiplican dentro y fuera de nuestra geografía y se sustentan en el histórico fracaso de un paradigma incapaz de realizarse sin la tutela de una jefatura absolutista y represiva, demostrando que las libertades democráticas y los derechos humanos son incompatibles con un modo de organización basado en la fe ciega hacia la dirigencia, la obediencia total de los gobernados y el sacrificio continuado del bienestar social.

Chávez, primero, y Maduro, después, buscaron 5, 6 y hasta 7 patas al gato de sus equivocaciones, repartiendo, alegre e irresponsablemente, imputaciones con su filosofía del “yo no fui” y su pertinaz insistencia en que la culpa de sus desaguisados es de quienes se niegan a ser parte de un rebaño graciosamente dispuesto a ser sacrificado por ideales ajenos a nuestra manera de ser, a nuestra herencia histórica y nuestra voluntad de autodeterminación en un clima de tolerancia y entendimiento.

La inviabilidad del sistema (marxista, leninista, maoísta, castrista o chavista) no parece haber penetrado en las entendederas de los socialistas criollos, empeñados en marchar a contracorriente y procurando desesperadamente salidas a un atolladero que está en la génesis de la propuesta roja; no comprender esto, significa que estamos condenados al estancamiento.

James Carville, estratega de la campaña electoral de Bill Clinton cuando éste enfrentó a George Bush, recomendó al abanderado demócrata que desnudara la manera republicana de gobernar, que por entonces se centraba en la política, y apuntara sus dardos contra sus notorias falencias en materia económica. “Es la economía, estúpido” fue la afortunada frase que permitió a los demócratas regresar a la Casa Blanca y demostrar que, efectivamente, se trataba de resolver problemas de naturaleza económica y no política. Mutatis mutandi, podríamos apuntar que en Venezuela hace tiempo que se confunden la gimnasia y la magnesia y que no son guerras ni conspiraciones los obstáculos al crecimiento y desarrollo del país sino el modelo: ¡el modelo, estúpido, el modelo!

Sigue leyendo