¿Ser infiel le hace bien a tu salud?

Salir y estar pendiente de que tu pareja no se acerque a tu celular, es solo uno de los síntomas que muestra una infidelidad.

Posiblemente al leer el título de la nota, el primer pensamiento que cruce por tu mente será que sí; que la infidelidad puede es un sinónimo de vitalidad pero la realidad es diferente. Según el número publicado en 2013 por The Journal of Sexual Medicine, los hombres que son infieles corren un mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

A este riesgo de enfermedades del corazón, se suman obviamente otro tipo de dolencias de carácter sexual que pueden desarrollar con el paso del tiempo. Pero las consecuencias para quienes están del otro lado de la moneda pueden ser aún más perjudiciales.

Un estudio de la Universidad de Nevada en Reno, publicado en abril de 2017, establece que quienes son engañados sus parejas pueden tener efectos vinculados a la depresión y ansiedad. Además pueden conducir a comportamientos arriesgados como beber de manera descontrolada o iniciar relaciones sin control.

Entonces se pude concluir que hay riesgos de ambos lados: tanto quien traiciona, como quien es traicionado.