Tu personalidad te da una ayudadita en el trabajo

No es fácil entenderlo e incluso es complicado imaginar que la relacióntrabajo-personalidad pueda estar afectando tu futuro. Si eres curioso, competitivo o descuidado, estos rasgos se verán reflejados en tu oficina y muchas veces esto no significa una ventaja.

Saber cuándo tu personalidad está interfiriendo con tu trabajo es fácil; solo basta con prestar atención a los extremos. Aunque poseas las mejores cualidades para llevar la fiesta en paz con tus compañeros, ejecutarlas en exceso puede ser un verdadero dolor de cabeza.

Los psicólogos Robert Hogan y Joyce Hogan fueron los primeros en vincular los factores de la personalidad con el desempeño laboral. Ellos señalaron 11 cualidades que jamás deberías llevar a los extremos. Ser atrevido, precavido, diligente, complaciente, imaginativo, ocioso, malicioso, reservado y escéptico en exceso pueden significar un trastorno.

La BBC también sostiene esta que algunos matices de la personalidad, en lugar de ayudar y mejorar el desempeño, pueden terminar afectando negativamente el trabajo. De igual manera, diario El País apoya esta teoría, y señala el estudio realizado por los psicólogos Blaine H. Gaddis y Jeff L. Foster. En su obra El Meta-análisis de las características de la personalidad del lado oscuro y las conductas críticas del trabajo entre los líderes de todo el mundo, señalan que “algunas de estas características aparentementepositivas y socialmenteaceptadas pueden perjudicar tu desempeño en el día a día”. Por ejemplo, en el caso de los líderes cautelosos, que a menudo dan la sensación de que todo está bajo control y que no se corre peligro, pero al pasarse de cauteloso se puede detener el progreso y la innovación.