Brasil reducirá la jornada laboral para ver a su selección durante el Mundial Rusia 2018

Brasilia –

Nadie en Brasil quiere perderse los partidos de la Seleçao en el Mundial de Rusia-2018, donde acude como una de las favoritas, y por ello los funcionarios de las administraciones federales tendrán jornadas reducidas en los días de juego, anunció este lunes el gobierno.

“En los días en que los partidos sean por la mañana, los funcionarios públicos empezarán a trabajar a las 14h. Cuando los partidos de la Seleçao sean por la tarde, el periodo de trabajo concluirá a las 13h”, explicó el Ministerio de Planificación en un comunicado.

El descanso de los funcionarios está supeditado, sin embargo, a que los servicios esenciales no se vean afectados y todos deberán recuperar las horas perdidas antes del 31 de octubre, añadió la nota.

El permiso, publicado este lunes en el Diario Oficial, se une a uno similar adoptado por los bancos, que podrán cerrar durante los partidos de la ‘canarinha’.

El Mundial de Rusia -donde Brasil luchará por vengar la humillación sufrida en casa hace cuatro años en casa levantando su sexto trofeo- se disputará del 14 de junio al 15 de julio.

Los efectos de la Copa no se sentirán en las administraciones hasta el segundo partido de Brasil, el viernes 22 de junio frente a Costa Rica (a las 09:00 de Brasilia, 07:00 de Ecuador), ya que el esperado debut de la ‘canarinha’ -ante Suiza- será el domingo 17, a las 15:00, 13:00 de Ecuador.

Encuadrada en el Grupo E, el último partido de la primera fase para la Seleçao será el miércoles 27 contra Serbia a las 15:00 de Brasil, 13:00 de Ecuador.

Pese a que los sondeos muestran que el gigante sudamericano ya no vive el fútbol con la misma pasión de antaño, el país continúa muy pendiente de un deporte que es parte de su cultura, y los buenos resultados del equipo de Tite han renovado las ilusiones tras la debacle de 2014.

Durante los partidos de la Seleçao en una Copa, las calles de Brasil se vacían y numerosas empresas dan asueto parcial a sus empleados o instalan pantallas en los lugares de trabajo, muchos decorados con banderas durante la competición.