El lupus aqueja a más mujeres de 20 a 40 años

La repentina aparición de manchas de color rojo en su piel, además de dolores en las articulaciones y fiebre alta preocuparon a Clara Cabrera.

Enseguida ella acudió a un médico para realizarse exámenes y conocer el motivo de los síntomas que presentaba.

El doctor que la atendió le indicó que la sintomatología era causada por una enfermedad llamada lupus eritematoso sistémico, totalmente desconocida para la mujer, que cuando la detectó, hace 23 años, tenía 40.

La enfermedad la había atacado en su piel, así como también en uno de sus riñones.

Tras varias semanas de intenso tratamiento, y por “no dejarse rendir”, pudo recuperarse de las dolencias.

Clara siguió su vida normalmente. Aunque el doctor le advirtió que con esa enfermedad en cualquier momento se pueden tener recaídas en la salud. Y eso sucedió 13 años después, ya que ella sufrió un infarto cerebral. El mal había atacado su sistema nervioso.

Debido a ello, Clara perdió sensibilidad en el rostro.

La mujer, actualmente recuperada y con 63 años, forma parte de la Asociación Ecuatoriana de Pacientes con Enfermedades Reumáticas (Apare), organización que brinda apoyo e instruye a quienes han sido diagnosticados con el mal.

Mario Moreno, jefe del servicio de reumatología del hospital Luis Vernaza, explicó que el lupus es una enfermedad inflamatoria que se produce cuando el sistema inmunológico ataca a los tejidos del cuerpo, complicando el correcto funcionamiento de diferentes órganos como el corazón, los riñones, los huesos, la piel, los glóbulos, los pulmones o el sistema neurológico.

El galeno indicó que este mal no tiene cura, pero que un paciente puede convivir con la enfermedad llevando un estilo de vida saludable y practicándose chequeos permanentes.

Expresó que el lupus tiene una tendencia de afectación hacia mujeres de entre 20 y 40 años. “¿Por qué es más habitual en la mujer? Posiblemente porque está relacionada con los estrógenos, con las hormonas sexuales, dijo.

Añadió que este mal también es propiciado por factores genéticos y ambientales, y que de 10 personas diagnosticadas, 8 son mujeres.

Moreno manifestó que esta patología afecta al 0,5 de la población mundial, y que en el hospital en el que labora anualmente se atienden cerca de 200 casos.

Explicó que quienes la sufren presentan síntomas como manchas rojas en la piel (en algunos casos, se forma una gran mancha en forma de mariposa en el rostro), úlceras mucosas, artritis, entre otros.

Sostuvo que los pacientes no siempre presentan la misma sintomatología y que afecta de manera desigual a cada uno.

Cada 10 de mayo se recuerda el Día Mundial del Lupus y por ello se desarrollan varias actividades. Hoy, a las 08:30, en el auditorio del hospital Luis Vernaza, en el centro, se realizarán actividades educativas sobre esta enfermedad. (I)

Si yo me hubiese dejado vencer por la depresión, ya habría muerto. Hay que tomar las enfermedades con calma, hay que luchar por la vida porque es linda y hay que saber vivirla”.