¡Niña, embarazada y secuestrada!

La orden era clara. La niña, de 12 años, solo podía salir de su escuela en compañía de su madre. Sin embargo, el pasado 12 de junio, dos tipos “con uniforme de camuflaje” irrumpieron en la pequeña institución unidocente del cantón Cascales, en Sucumbíos, en el Oriente ecuatoriano, para llevarse a la chica.

El hecho sucedió en la parroquia Sevilla. Según el gobernador Robert Gallegos, los tipos amedrentaron a la maestra y a los niños con un arma, antes de llevarse a la menor de edad, quien está en el primer trimestre de embarazo.

Debido a un abuso sexual que sufriera en mayo del 2018, los familiares de la niña habrían solicitado medidas de protección para ella.

Sin embargo, nada pudo hacer el personal de la escuela ante el hechoviolento que hasta hoy mantiene en zozobra a los moradores de ese poblado fronterizo del norte del país.

Han pasado 20 días desde el secuestro y ningún detalle de investigación ha salido a la luz.

En un comunicado del Ministerio del Interior se desmiente la falta de acciones por parte de la Policía; incluso se indicó que se “ejecutan operativos de búsqueda, en coordinación con la Fiscalía y las Fuerzas Armadas”.