Iglesia católica pide “perdón y oraciones” por las víctimas de abuso sexual

La Iglesia católica pide perdón y oraciones por las víctimas de abusosexual. Suspende también al sacerdote César Cordero del ejercicio del ministeriopúblico; y, le “pide que se abstenga de dar declaraciones en público. Le exhorta además a aceptar en obediencia las resoluciones de la investigación previa. Esta medidacautelar se la dicta pese a que en la actualidad el acusado —por su edad de 91 años— no está ejerciendo el sacerdocio.

El prelado enfrenta cincoprocesos por el presuntodelito de abusosexual, que habría cometido hace algo más de 50 años en contra de estudiantes de una escuela donde él era director. Las víctimas tenían entre 7 y 11 años de edad.

El comunicado oficial es parte del procesoinvestigativo que inició en abril, y fue hecho público la noche del miércoles 30 de mayo como parte de los resultados de la investigación efectuada por el presbítero chileno Jaime Ortiz de Lazcano, tras haber sido las denuncias calificadas de ´creíbles´

Más adelante señala el documento, que las acciones se las toma “para garantizar la transparencia en todos los procesos, así como también, por los sacerdotes que están sirviendo con fieldad al Pueblo de Dios que les ha sido confiado”. Las medidas serán tomadas de forma inmediata y el proceso se remitirá a la Congregación para la Doctrina de la Fe, con sede en El Vaticano, para que tome resoluciones definitivas, que pueden incluir la expulsión del sacerdote cuencano del Clero. “Hacemos un ´mea culpa´, a las víctimas, personas y comunidades que hubieran sido afectadas por este escándalo, concluye el documento que en las próximas horas será entregado a las presuntasvíctimas y sus familiares.

El acusado debió rendir su declaración en la Fiscalía la mañana del miércoles 30 de mayo, pero no acudió ni ha entregado documento alguno excusándose, explicó el Fiscal Provincial del Azuay, Adrián Rojas.

Datos

La mañana del martes 29 de mayo, unos mil estudiantes de unidades educativas del Azuay, junto a familiares y dos de las presuntas víctimas, protagonizaron una marcha callejera contra la violenciasexual y la protección de niños, niñas y adolescentes.

En las instalaciones de la Universidad Católica de Cuenca, donde el acusado es el rector vitalicio, fueron retiradas las efigies y bustos del sacerdote.

El Concejo Cantonal de Cuenca, analiza el retiro de la Presea Hermano Miguel, entregada a César Cordero en el año 1981, como “Docente destacado en su vida en favor a Cuenca”.