Paralización en Liga de Quito fue para ‘ser escuchados’

0
Quito –

En la recta final de la etapa, con la mira puesta en el juego ante Universidad Católica y con dos rivales que no dan tregua, en Liga de Quito, líder del torneo, el capitán Hernán Barcos se dedicó a explicar ayer por qué no entrenaron el pasado lunes. Además, indicó que no responderán al presidente vitalicio Rodrigo Paz, quien afirmó que “en todo equipo hay líderes positivos y negativos”.

En este contexto, el DT Pablo Repetto dejó en claro que “creía necesario trabajar el lunes”, pero estimó que al ser “una semana larga” tenían “la posibilidad de recuperar el día perdido”. Los albos recibirán el lunes a los camaratas.

El Pirata Barcos, acompañado del resto de jugadores, algunos de ellos con la cabeza gacha y la mayoría con rostros adustos, fue tajante al afirmar que la decisión de no trabajar fue tomada por todos.

“Decidimos eso para ser escuchados. Nos adeudan premios, pero eso no es lo más importante; lo principal era ser escuchados y saber qué vamos a ganar por los objetivos que se consigan”, explicó el argentino, y dijo que la medida “surtió efecto” porque ayer por la tarde dialogarían con los dirigentes.

El delantero contó que ellos no saben qué premios recibirán si ganan la etapa, si son campeones y por avanzar en la Sudamericana. “En cualquier club del mundo eso se tiene claro en enero. Estamos seguros de llegar a un acuerdo”, añadió.

Sobre las declaraciones de Rodrigo Paz, el Pirata comentó: “A don Rodrigo le respetamos mucho. Es un hombre que ha ganado mucho y que tiene un nombre en la historia de Liga. Por respeto a él, no se responderá esa pregunta”, indicó.

A su vez, Pellerano comentó que “duelen muchísimo” los múltiples insultos que están regados en las redes sociales, pero afirmó que son “líderes positivos” y que al tomar la medida lo único que hicieron fue acoger las palabras de muchos compañeros sin experiencia.

Ambos rechazaron el calificativo de ‘mercenarios’, que es tendencia en redes. (D)

42 Puntos para el albo

Liga de Quito, líder del torneo con ese puntaje, es el principal candidato a ganar la primera etapa. Lo presionan Barcelona (38) y Universidad Católica (37). Restan tres fechas.