Ministerio de Salud Pública no determina si un producto es ‘light’ o no en Ecuador

0

El auge de los llamados productos light y la búsqueda de los consumidores de alimentos sin aditivos perjudiciales para la salud han llevado a las distintas marcas en Ecuador a etiquetar productos como “naturales”, “libres de gluten”, “integrales”, “libre de grasas” que realmente no tendrían estas propiedades, asegura la médica nutricionista Celia Luna.

“Vemos productos con estos calificativos, pero no lo son. Un ejemplo son algunos aceites vegetales que están en las perchas de los supermercados con grandes carteles diciendo que son libres de grasas, pero los aceites vegetales no tienen grasa (la adquieren cuando se combustiona o se mezcla con otros alimentos) o productos que dicen libres de sodio, pero por su composición no tienen sodio y por eso se cobra más”, afirma.

La especialista indica que el país debe tener un ente médico que regule estas prácticas y que determine las categorías para considerar un producto light. “Hay alimentos procesados que dicen ser ligeros, que no engordan, pero es relativo. Algunos solo tienen 30 calorías menos que los normales y la mayoría de gente comete el error de comer más cantidades de estos productos pensando que no subirán de peso”, dice.

Calificar a un alimento como light estaría fuera de la competencia del Ministerio de Salud Pública (MSP), según Carlos Cisneros, subsecretario nacional de Promoción de la Salud e Igualdad. “Lo que hacemos a través de la Agencia de Regulación y Control Sanitario es emitir los registros sanitarios de los productos y pedimos la composición de los alimentos, exámenes físico-químicos, microbiológicos, pero no nos compete determinar si es saludable, light o que engorde”, señala.

Además, sostiene que esta clasificación de alimentos respondería a técnicas de publicidad o estrategias de las empresas para darles un valor adicional a sus productos impulsando así el consumo.

El mensaje del Ministerio de Salud es consumir alimentos naturales antes de los procesados. Hay un reglamento para publicidad de estos alimentos, estamos trabajando en una actualización, pero prohíbe atribuir características a los productos que no tienen”, asegura. (I)