Lo filmaron masturbándose frente a su nieta

Carmen (nombre protegido) no imaginó que un video le podía causar la más terrible de las penas. En la grabación que realizó una vecina observó cómo su hija de 8 años era víctima de abuso sexual. ¿Su verdugo? Su propio abuelo.

Este terrible hecho, que tiene a una joven madre con el corazón ‘hecho trizas’, ocurrió la tarde del lunes 2 de julio en el sector de El Fortín, al noroeste de Guayaquil.

La progenitora de la menor afectada se encontraba trabajando en su local de comidas, ubicado a varias cuadras de su domicilio. Sorpresivamente recibió la llamada de una comadre para indicarle que quería hablarle de “un asunto delicado”.

Asustada, Carmen regresó a su casa para conocer qué era lo que su amiga quería decirle: “Después de lo que le voy a enseñar tendrá que tomar una decisión”, fue lo que escuchó de la vecina.

La mujer sacó de su bolsillo el celular y le mostró el vídeo que había captado por las hendijas de su vivienda. En la grabación se observa al abuelo de la menor de edad y padre de Carmen masturbándose frente a la pequeña.

Enseguida corrió a su casa y, aún desconcertada, la madre de la niña comenzó a interrogarla. Quería conocer si era la primera vez que ocurría aquello.

Lo que escuchó le lastimó aún más su corazón. “Solo me toca las partes de mi cuerpo”, fue la confesión de la infante.

Un allegado de la perjudicada alertó a la policía. El hombre, de 44 años, fue detenido dentro de su casa, cercana al sector donde ocurrió el presunto abuso sexual.

El sospechoso fue puesto a órdenes de las autoridades, que determinarían su situación legal luego de una audiencia.

Wilson Álvarez, fiscal de Flagrancia, informó que la noche del lunes la madre de la menor de edad denunció a su progenitor por el abuso sexual en contra de su niña.

El funcionario judicial indicó que este delito está tipificado en el artículo 170 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y que el agresor podría recibir una pena de 5 a 7 años.

“Pero como la persona que incurre en el delito de abuso es alguien que debería darle protección a la menor, la pena podría aumentar un tercio. Es decir que la condena, en caso de ser sentenciado, podría ser de 9 años con cuatro meses de prisión”, explicó Álvarez. (AEB)

Está sanito

El fiscal Álvarez dijo que los exámenes médicos realizados al sospechoso arrojaron que no padece ningún tipo de alteración mental.